miércoles, 2 de diciembre de 2020

Chapa y pintura sanitaria en Madrid


 

Esta semana se ha inaugurado con gran boato el hospital de pandemias. Presupuestado en 50 millones dicen que ya va por 100 de sobrecoste, y no está terminado... No puedo evitar sentir que la situación es similar a cuando un coche accidentado como siniestro total sale del taller con un repaso de chapa y pintura pero sin tocar la mecánica, lo esperable es que no funcione.

Para un hospital de este tipo ya teníamos IFEMA, un espacio modulable capaz de dar un servicio de emergencia si se precisase a un coste bastante más ajustado. La chapa y la pintura. 

Lo que seguimos es sin mecánica:




 Dentro de la Comunidad de Madrid muchos centros de salud lo están pasando muy mal. Carabanchel, la Elipa, Parla, el Álamo... Llevan muchos meses con grandes déficit de personal no cubiertos, especialmente gravosa la situación de médicos agotados por tener que asumir los cupos de pacientes que llevan meses sin suplente.

Para solucionar este problema no se ha invertido nada. Ni siquiera las medidas de equiparación salarial con los hospitales se han hecho efectivas, y mira que era fácil. Pero, ¡ay fatalidad! falta un papel de hacienda... Y de reforzar nada de nada y mira que se les ha llenado la boca a los responsables anunciando medidas que no se han concretado. 


Un servidor pensaba que teníamos tormenta perfecta en un mes, para muchos me temo que ya está aquí. 













1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen artículo. Gracias