Mostrando entradas con la etiqueta atención primaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta atención primaria. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de octubre de 2020

Achicar. Bail out. 紓困。

 



Cuando alguna circunstancia adversa hace que una embarcación acumule agua es imprescindible achicar para evitar males mayores. Este año está siendo especialmente dificultoso para la navegación de la Atención Primaria, y todavía quedan fuertes marejadas y tormentas por llegar. La marinería está exhausta achicando agua que no cesa de entrar en tromba tanto por cubierta como por los múltiples y añejos agujeros del casco.


Los gritos de auxilio de la tripulación han servido de poco bajo el estruendo de una galerna cuyos rayos y truenos han puesto en jaque a la entera sociedad. No ha habido refuerzos ni los va a haber, más bien lo contrario cuando la lista de renuncias, dimisiones y bajas crece cada día incluyendo directoras generales, Viceconsejeras y otros cargos... Lo único que parece avanzar a buen ritmo es el nuevo hospital de pandemias donde hacen turnos día y noche los 1300 trabajadores que quizá deberían haberse contratado en su día como rastreadores... ¡Qué pena que los ladrillos no puedan pasar consulta!


En estos meses los profesionales sanitarios hemos tratado de elevar propuestas de mejora y sostenibilidad que si bien en algún caso han sido escuchadas no han producido ninguna mejora ni implementación destacable. 


Seguimos sin asumir lo evidente:


1. Los profesionales sanitarios de Atención Primaria están forzados y extenuados.

2. La sociedad lleva mal que la sanidad a la que están acostumbrados (accesible, gratuita, cercana y resolutiva) no esté disponible.

3. Los cuadros directivos no tienen capacidad ni de modificar el sistema ni de reforzarlo.



Y sin hacer lo imprescindible:


1. Proteger del burnout  a los profesionales para evitar su renuncia o obligarles a trabajar en modo zombi.

2. Explicar a la sociedad que en una emergencia sanitaria es obligatorio hacer un uso mínimo e imprescindible de la sanidad.

3. Priorizar que el nivel de gestión se encargue de los dos puntos anteriores.


¿Y esto cómo se puede conseguir?


1. Filtros de entrada.

2. Bombas de achique de burocracia y servicios covid.

3. Asumir demoras.


Dado lo extraordinario de la situación no podemos permitir que un médico de familia mantenga en el tiempo agendas forzadas con más de 50 pacientes. Cada centro de salud tendrá que consensuar sus propias líneas rojas, cada profesional deberá asumir su propio límite y verbalizar cuando ya no pueda más. 


Para esto es fundamental mejorar los filtros de entrada de demanda del centro de salud. Permitir que los administrativos puedan registrar en la cita lo que el paciente quiera verbalizar como motivo de consulta y puedan implementar circuitos que conviertan visitas presenciales en telefónicas o en no presenciales.

Implementar aplicaciones de comunicación entre pacientes y el centro de salud donde puedan compartir imágenes, informes o realizar solicitudes de consulta, estas existen ya en varias comunidades y es inaudito que estén tardando tanto en otras. 

Gestión compartida de la demanda entre las enfermeras y las médicas con triaje en puerta cuando las condiciones del centro de salud lo permitan.


Seguimos con un exceso de burocracia y de servicios de diagnóstico, rastreo y tratamiento por la pandemia. No se han implementado circuitos que alivien la burocracia como declaraciones juradas de incapacidad laboral breve ni digitalización de los documentos de baja para evitar el papel. Tampoco se han externalizado carpas de diagnóstico ni el seguimiento telefónico. 


Por último tendríamos que asumir que si las consultas de los profesionales ausentes no se cubren y las de los presentes están sobrecargadas es inevitable que exista demora en la atención. Debería prohibirse que un médico pueda atender más de consulta y media (sus 30 pacientes y 15 del ausente) de forma mantenida, pero insisto que estas cifras tendrían que consensuarse en cada equipo. Los pacientes que acudan sin cita serán valorados y citados cuando corresponda. 


El problema de no achicar suficiente es que cada día que pasa hay más profesionales con el agua al cuello que o se terminarán ahogando o escaparán nadando hacia tierras más firmes. Espero que la nueva directora general de Atención Primaria de Madrid, que me consta conoce bien el barco, pueda ayudar a aliviar la situación.








Bail out.


When some adverse circumstance causes a boat to accumulate water it is essential to bail out to avoid further damage. This year is being especially difficult for Primary Care sailing, and there are still heavy swells and storms to come. The sailors are exhausted, bailing out water that does not cease to flow in from the deck and from the many old holes in the hull.


The crew's cries for help were lost under the din of a galley whose lightning and thunder have put the whole of society in check. There have been no reinforcements nor will there be any, quite the contrary as the list of resignations and casualties grows every day including general managers, vice-counsellors and other positions... The only thing that seems to be moving forward at a good pace is the new pandemic hospital where the 1300 workers who should perhaps have been hired at the time as trackers work day and night shifts... What a pity that the bricks can't pass consultation!


During these months, we health professionals have tried to put forward proposals for improvement and sustainability which, although in some cases have been heard, have not produced any notable improvement or implementation. 


We still do not assume the obvious:


1. Primary health care professionals are forced and exhausted.

2. Society has a hard time with the fact that the health care they are used to (accessible, free, close and responsive) is not available.

3. The management is not capable of modifying or strengthening the system.


And without doing what is necessary:


1. Protecting professionals from burnout to avoid their resignation or forcing them to work in zombie mode.

2. Explain to society that in a health emergency it is obligatory to make a minimum and essential use of the health system.

3. Prioritise that the management level takes care of the two previous points.


How can this be achieved?


1. Input filters.

2. Bureaucratic drainage pumps and covid services.

3. Assume delays.


Given the extraordinary nature of the situation, we cannot allow a family doctor to keep forced schedules with more than 50 patients. Each health centre will have to agree on its own red lines, each professional will have to assume his or her own limit and verbalize when he or she can no longer cope. 


To do this it is essential to improve the health centre's demand input filters. Allow the administrative staff to record in the appointment what the patient wants to verbalize as a reason for consultation and to implement circuits that convert face-to-face visits into telephone or non-presential visits.

Implement communication applications between patients and the health centre where they can share images, reports or make consultation requests. These already exist in several communities and it is unheard of that they are taking so long in others. 

Shared demand management between nurses and doctors with triage at the door when conditions at the health centre allow it.


We continue to have an excess of bureaucracy and diagnostic, screening and treatment services due to the pandemic. Circuits to alleviate bureaucracy such as short declarations of incapacity for work and digitalisation of discharge documents to avoid paper have not been implemented. Neither have diagnostic tents or telephone follow-up been outsourced. 


Finally, we would have to assume that if the queries of absent professionals are not covered and those of those present are overloaded, it is inevitable that there will be a delay in attention. It should be forbidden for a doctor to attend more than one and a half consultations (his 30 patients and 15 of the absent one) on a sustained basis, but I insist that these figures should be agreed upon by each team. Walk-in patients should be assessed and cited where appropriate. 


The problem of not getting enough is that every day there are more professionals with water around their necks who will either end up drowning or will escape by swimming to safer ground. I hope that the new Director General of Primary Health Care in Madrid, who knows well the terrain, will be able to help alleviate the situation.







紓困。


自動翻譯,對錯誤感到抱歉。


當某些不利情況導致船上積水時,必須緊急救助以避免進一步損壞。今年對於基層醫療服務的航行尤其困難,並且仍然會有大浪和暴風雨來臨。水手們精疲力盡,不斷地從甲板和船體的許多舊孔中湧出水。


在一個廚房的喧囂聲中,船員們的呼救聲消失了,廚房的閃電和雷聲使整個社會都無法控制。沒有增援,也不會有增援,相反,辭職和傷亡的清單每天都在增加,包括總經理,副參贊和其他職位……唯一似乎正在以良好的步伐向前發展是新的大流行醫院,這裡可能應該僱用1300名工人,因為他們每天都在做追踪器的晝夜輪班工作……真可惜,磚頭無法通過諮詢!


在這幾個月中,我們的衛生專業人員試圖提出改善和可持續性的建議,儘管在某些情況下已經聽到了這些建議,但並未產生任何顯著的改善或實施。


我們仍然不認為顯而易見:


1.基層醫療保健專業人員被迫精疲力盡。

2.社會很難獲得他們習慣的醫療服務(可及,免費,親密且反應迅速)。

3.管理層無法修改或加強系統。


並且不執行必要的操作:


1.保護專業人員免於職業倦怠,避免他們辭職或強迫他們以殭屍模式工作。

2.向社會解釋,在緊急醫療情況下,必須對醫療系統進行最低限度的基本使用。

3.確定管理級別優先考慮前兩個要點。


如何做到這一點?


1.輸入過濾器。

2.官僚排水泵和配套服務。

3.假設延遲。


考慮到這種情況的特殊性,我們不能允許家庭醫生強制安排50名以上的病人參加治療。每個健康中心都必須同意自己的紅線,每個專業人員都必須承擔自己的極限,並在無法應對時進行口頭表達。


為此,必須改善醫療中心的需求輸入過濾器。允許行政人員在約會中記錄患者要口述的內容,作為進行諮詢的理由,並實施將面對面訪問轉換為電話訪問或非訪問訪問的電路。

在患者和保健中心之間實施溝通應用程序,使他們可以共享圖像,報告或提出諮詢請求。這些已經存在於多個社區中,這在其他社區花費了這麼長時間是聞所未聞的。

如果健康中心的條件允許,護士和醫生之間的共同需求管理將分門進行。


由於大流行,我們繼續提供過多的官僚機構以及診斷,篩查和治療服務。尚未實施減輕官僚作風的措施,例如簡短宣布無工作能力和將出票文件數字化以避免紙張。診斷帳篷或電話跟踪都沒有外包。


最後,我們必須假設,如果不在職人員的查詢不被涵蓋,而那些在職人員的查詢又超載,那麼不可避免地會引起注意力的延遲。應當禁止醫生持續進行不止一次的半期會診(他的30名患者和15名患者中的15例),但是我堅持每個小組都應同意這些數字。隨行患者應進行評估並在適當情況下予以引用。


取水不足的問題是,每天都有越來越多的專業人員在脖子上積水,他們要么淹死,要么游泳到更安全的地面而逃脫。我希望馬德里的新初級衛生保健總幹事對地形十分了解,將能夠幫助緩解這種情況。

sábado, 10 de octubre de 2020

Que el último cierre la puerta. Let the last one close the door. 讓最後一個關上門。

Pueden leer el hilo completo, donde se exponen motivos, en el perfil de Twitter de Clara.




¿Qué pasaría si de un mes para otro la mayor parte de las médicas y médicos de familia renunciaran a sus puestos?


Este horizonte ha pasado de la inexistencia teórica a la alta posibilidad práctica en meses. La crisis del coronavirus ha ejercido tal presión en el sistema sanitario que ha puesto al límite a la parte más vulnerable del mismo que somos los profesionales. Y cuando digo límite lo digo con todo lo que significa: llanto, insomnio, ansiedad, agobio, tristeza, depresión, bloqueo...


La unión de una sobrecarga extrema mantenida unida a la necesidad de relacionarse en remoto entre pacientes y profesionales, el gran nivel de ansiedad social y la enorme desgobernanza política y sanitaria se están llevando por delante a lo más granado de las profesionales sanitarias de primera línea. 


La alternativa al descalabro no es una huelga con un 100% de servicios mínimos, ni publicar cartas de protestas ni participar en grupos de mejora. La única alternativa posible es renunciar. Son ya muchos los años proponiendo ideas, libros blancos, artículos y evidencia científica. Son ya muchas las horas participando en grupos e intentos de mejora. Son ya muchos los años de desfinanciamiento, empeoramiento de condiciones de trabajo y de maltrato institucional. 


Los últimos meses han dado la puntilla a una Atención Primaria herida de muerte. Las médicas de familia llevan años con sus agendas de trabajo hechando humo, multiplicarlas por dos ha demostrado ser totalmente inviable. 


Ante esta situación caben tres posibilidades:


1. La queja.

2. El silencio.

3. La renuncia. 


La queja es frecuente en las charlas de café de los sanitarios o en sus casas. Los familiares lo saben bien. El malestar sale a borbotones a la más mínima oportunidad pero sin embargo cuesta mucho visibilizarlo en medios de comunicación o en redes sociales. 


Lo más frecuente es el silencio (de los corderos) al intuir cercano el peligro del lobo que no es otro que el temido burnout.


Por último tenemos la opción del “ahí te quedas” en forma de búsqueda de otro trabajo, emigración, excedencia o baja laboral de larga duración. Es el curso de acción más extremo y su posibilidad solo surge cuando las condiciones externas son también extremas.


Un grupo de médicas de familia ha creado una plataforma @yorenuncioap con un  manifiesto y un incipiente grupo de trabajo. No les puedo dar números pero sí informar de que es un completo desastre para el sistema. Emigración médica y renuncias siempre ha habido pero nunca se han hecho públicas como en este momento y nunca han puesto tan en evidencia a directivos y políticos sanitarios, responsables últimos de la enorme crisis sanitaria. 


Tengo que reconocer que un servidor también se ha planteado esta alternativa. No descarto ese curso de acción dependiendo de cómo avance la partida. 


De momento sigo trabajando y asumiendo con dolor la marcha de profesionales de gran valor. Si esto no mueve a políticos y sociedad a darse cuenta de que nos estamos quedando sin sanidad nada lo hará. Si esto no mueve al resto de profesionales sanitarios de cualquier perfil a tomar medidas, nada lo hará. 




Let the last one close the door.

What would happen if from one month to the next most of the family doctors resigned from their posts?

This horizon has gone from a theoretical absence to a high practical possibility in weeks. The coronavirus crisis has put such pressure on the health system that it has pushed the most vulnerable part of it, the professionals, to the limit. And when I say limit I mean with all that it means: crying, insomnia, anxiety, oppression, sadness, depression, blockage...

The combination of extreme overload, together with the need to relate remotely between patients and professionals, the high level of social anxiety and the enormous political and health imbalance are taking away the majority of frontline health professionals. 

The alternative to the disaster is not a strike with 100% minimum services, or publishing letters of protest or participating in improvement groups. The only possible alternative is to quit. For many years now, ideas, white papers, articles and scientific evidence have been put forward. There are already many hours participating in groups and attempts at improvement. There have been many years of lack of funding, worsening working conditions and institutional abuse. 

The last few months have seen the end of a primary care system that has been mortally wounded. Family doctors have been fuming for years with their work agendas; doubling them has proved to be totally unfeasible. 

In this situation there are three possibilities:

1. The complaint.
2. Silence.
3. Running away. 

The complaint is frequent in the coffee talks in the caffe time or in their homes. The relatives know this well. The discomfort gushes out at the slightest opportunity but it is nevertheless very difficult to make it visible in the media or on social networks. 

Most often, it is the silence (of the lambs) as they sense the danger of the wolf nearby, which is none other than the dreaded burnout.

Finally we have the option of  saying bye bye in the form of looking for another job, emigration, leave of absence or long-term leave. 

A group of family doctors has created a platform @yoRenuncioAP with a small manifesto and a nascent working group. I can't give you numbers but I can report that it's a complete disaster for the system. Medical migration and resignations have always occurred but they have never been made public as they are at the moment and they have never brought health managers and politicians, who are ultimately responsible for the enormous health crisis, so much to the fore. 

I have to admit that I have also considered this alternative. I do not rule out this course of action depending on how the game progresses. 

For the moment I continue to work and take on with pain the departure of highly valued professionals. If this does not move politicians and society to realise that we are running out of healthcare nothing will. If this does not move the rest of the health professionals of any profile to take action, nothing will. 






讓最後一個關上門。

自動翻譯,對錯誤感到抱歉。

如果從一個月到下一個大多數家庭醫生辭職,將會發生什麼?

在數週內,這種視野已經從理論上的缺席變成了高度實際的可能性。冠狀病毒危機給衛生系統帶來了巨大壓力,以至於它把最脆弱的部分,即專業人員推到了極限。當我說極限時,我的意思是指哭,失眠,焦慮,壓迫,悲傷,沮喪,阻塞……

極端超負荷,患者與專業人員之間需要進行遠程聯繫,高度的社會焦慮以及巨大的政治和健康失衡等因素共同導致大多數一線衛生專業人員的喪生。

災難的替代方案不是提供100%最低服務的罷工,發布抗議信或參加改善團體。唯一可能的選擇是退出。多年來,已經提出了想法,白皮書,文章和科學證據。已經有很多時間參加小組討論並嘗試改進。多年來一直缺乏資金,工作條件惡化和機構濫用。

在過去的幾個月中,受到致命傷害的初級保健系統已經結束。多年來,家庭醫生對他們的工作議程一直感到憤怒。事實證明,將它們增加一倍是完全不可行的。

在這種情況下,存在三種可能性:

1.投訴。
2.沉默。
3.逃跑。

在咖啡時間或他們家中的咖啡談話中,投訴經常發生。親戚對此很了解。很少有機會出現不適感,但要使其在媒體或社交網絡上可見卻非常困難。

通常,這是(羔羊的)沉默,因為它們感覺到附近狼的危險,無非就是可怕的倦怠。

最後,我們可以選擇以其他工作的形式再見,移民,休假或長期休假。

一組家庭醫生創建了一個平台 @yoRenuncioAP,其中包含一個小型宣言和一個新生的工作組。我不能給你數字,但我可以報告這對系統是一場徹底的災難。醫療移民和辭職一直在發生,但它們從未像現在這樣被公開,也從未把最終對巨大的健康危機負有最終責任的衛生經理和政客帶到首位。

我必須承認,我也考慮過這種選擇。根據遊戲的進展情況,我不排除採取這種行動的方式。

目前,我繼續工作,並痛苦地接受了高價值專業人士的離職。如果這不能使政客和社會意識到我們已經用盡醫療保健,那什麼也做不了。如果這不能使其餘任何類型的衛生專業人員採取行動,則什麼也不會採取。

martes, 6 de octubre de 2020

"En la salud, ustedes mandan pero no saben", nosotros los profesionales sanitarios tampoco sabemos mucho. We know little. 知道的很少。






Hace unos días 55 sociedades científicas españolas escribieron un manifiesto dirigido al presidente del gobierno y a los de las Comunidades Autónomas criticando la forma en que se ha gestionado la actual pandemia. 

Puedo coincidir con algunos puntos del decálogo pero creo justo reconocer que los profesionales sanitarios tampoco sabemos mucho de pandemias. Me explico.

1. Son acontecimientos poco frecuentes y cuando su extensión es tan grande como la actual desbordan la capacidad de los sistemas sanitarios y de la sociedad. Hay epidemias más fáciles de controlar que otras, las pandemias por virus respiratorios son de las más complejas de manejar cuando su nivel de contagiosidad es alto. 

2. La evidencia científica es la principal fuente de luz de los sistemas sanitarios. En la actual pandemia nos hemos mantenido a oscuras por varias razones. La principal la poca calidad de los datos, la secundaria la dificultad para realizar investigación en tiempo y forma. 

3. Los tiempos para desarrollar evidencia científica son largos. Pongo por ejemplo el desarrollo de vacunas que requiere de meses a años en el mejor de los casos. 

4. Donde si creo que podemos aprender es en mejorar la transparencia y gestión de los datos por un lado y en la comunicación y coordinación entre el nivel político, el técnico y la sociedad. 


Les pongo por ejemplo la famosa curva de infectados con las dos olas, que es una imagen inconsistente por ser las condiciones de medida distintas en la primera fase y en la segunda. 




Aprovecho el análisis del dr. Ángel Ruiz Téllez para ofrecer una estimación de los casos reales, aplicando los datos del estudio de seroprevalencia, pueden leer el análisis completo en este enlace.





Como vemos poco tiene que ver una curva con otra, lo que de da fe de lo sencillo que es manipular los datos, o sencillamente no darlos corregidos. 






Si a esta realidad sumamos que no hay suficientes estudios que nos informen sobre cuestiones de manejo básico de mascarillas, distancia, transmisión de aerosoles y demás, el nivel de confusión se mantendrá alto. 

En los centros de salud a esto se suma que estamos desarrollando mucha labor telefónica para proteger a los pacientes evitando que acudan a un lugar con alta posibilidad de contagio. Este tipo de asistencia no presencial nos ciega a muchas cuestiones que literalmente no vemos. 

Por todo esto creo necesario aportar humildad. No es un tiempo fácil para nadie, para los sanitarios menos todavía. Creo que además de para nuestro pacientes debemos estar disponibles para aportar a quien nos lo solicite, sean directivos sanitarios, políticos o periodistas. Tratar de aportar evidencia científica y sensatez siempre que podamos. Y si me permiten también un toque de esperanza. Hemos pasado lo peor de esta pandemia. Hay que seguir avanzado, de esta sin duda vamos a salir.







"In health, you are in charge but you don't know", we health professionals don't know much either.



A few days ago, 55 Spanish scientific societies wrote a manifesto addressed to the President of the Government and those of the Autonomous Communities criticising the way in which the current pandemic has been managed. 



I can agree with some points of the Decalogue but I think it is fair to acknowledge that we health professionals do not know much about pandemics either. Let me explain.



1. They are rare events and when they are as widespread as the current one they overwhelm the capacity of the health systems and society. Some epidemics are easier to control than others; respiratory virus pandemics are among the most complex to manage when their level of contagion is high. 



2. Scientific evidence is the main source of light for health systems. In the current pandemic we have been kept in the dark for several reasons. The main reason is the poor quality of the data, and the secondary reason is the difficulty of carrying out enough research. 


3. The times to develop scientific evidence are long. For example, the development of vaccines requires months to years at best. 


4. Where I believe we can learn is in improving transparency and data management on the one hand, and in communication and coordination between the political, technical and social levels on the other. 



I will give you, for example, the famous curve of those infected with the two waves, which is an inconsistent image because the measurement conditions are different in the first phase and in the second. 


I share the analysis of Dr. Angel Ruiz Tellez to offer an estimate of the real cases, applying the data of the seroprevalence study, you can read the complete analysis in this link.



As we can see, one curve has little to do with another, which is proof of how easy it is to manipulate the data, or simply not to correct it. 


If we add to this reality that there are not enough studies to inform us about issues of basic mask handling, distance, aerosol transmission and so on, the level of confusion will remain high. 

In health centres we are also doing a lot of work on the telephone to protect patients from going to a place with a high possibility of contagion. This type of non-presential assistance blinds us to many issues that we literally cannot see. 

For all these reasons, I believe it is necessary to bring humility. It is not an easy time for anyone, least of all for the health workers. I believe that in addition to our patients, we must be available to contribute to anyone who asks us, whether they are health managers, politicians or journalists. Trying to provide scientific evidence and good sense whenever we can. And if I may also add a touch of hope. We are past the worst of this pandemic. We must continue to move forward, from this we will undoubtedly emerge.






知道的很少。


自動翻譯,對錯誤感到抱歉。


幾天前,有55個西班牙科學學會寫了一份宣言,寫給政府總統和自治區的政府,批評了目前流行病的管理方式。


我可以同意十誡的某些觀點,但我認為可以肯定的是,我們的衛生專業人員對大流行病也不太了解。讓我解釋。


1.它們是罕見的事件,當它們像當前這樣廣泛傳播時,它們壓倒了衛生系統和社會的能力。有些流行病比其他流行病更容易控制;當其傳染性高時,呼吸道病毒大流行是最複雜的管理方法。


2.科學證據是衛生系統的主要光源。在當前的大流行中,由於多種原因,我們一直處於黑暗之中。主要原因是數據質量差,其次是難以進行足夠的研究。


3.發展科學證據的時間很長。例如,疫苗的開發最多需要幾個月到幾年的時間。


4.我認為,我們可以學習的一方面是提高透明度和數據管理,另一方面是政治,技術和社會各級之間的溝通與協調。


例如,我將給出兩個波的感染者的著名曲線,這是不一致的圖像,因為在第一階段和第二階段中,測量條件不同。


我分享了Angel Ruiz Tellez博士的分析結果,通過使用血清陽性率研究的數據,可以對實際病例進行估算,您可以在此鏈接中閱讀完整的分析結果。


正如我們所看到的,一條曲線與另一條曲線幾乎沒有關係,這證明了操縱數據或不進行校正是多麼容易。


如果我們增加這個現實,那就是沒有足夠的研究來告知我們基本的口罩處理,距離,氣溶膠傳輸等問題,那麼混亂的程度將仍然很高。

在醫療中心,我們還在通過電話進行大量工作,以保護患者免於被傳染的可能性很大。這種類型的非即時援助使我們看不到許多我們根本看不到的問題。

由於所有這些原因,我認為有必要帶來謙卑。對於任何人來說,這都不是輕鬆的時光,尤其是對於衛生工作者而言。我相信,除了我們的患者外,我們還必須有能力為任何詢問我們的人做出貢獻,無論他們是衛生經理,政客還是新聞記者。力求在任何可能的時候提供科學依據和良好的意識。如果我也可以增加一點希望。我們已經過了這場流行病的最嚴重時期。我們必須繼續前進,毫無疑問,我們將由此崛起。





domingo, 27 de septiembre de 2020

Nadar en la segunda ola.








En el imaginario colectivo tiene una presencia generalizada esas olas gigantes que arrasan todo a su paso. Aunque sean pocos los que hayan tenido la desgracia de encontrarse con una, nos es fácil imaginar a los demás de qué va la cosa. Una situación imprevista que arrasa todo lo que encuentra y de la que es imposible escapar. 

En febrero nos pilló a todos una de esas olas gigantes. Fue tal el desbarajuste que tuvimos que permanecer encerrados en casa desde el 15 de marzo al 21 de junio, tres meses que se hicieron muy largos. Luego la cosa parecía haber quedado tranquila y volvimos a una “nueva normalidad” que se parecía bastante a la anterior. Nadie hizo gran cosa a parte de usar mascarilla en lugares públicos y poco más. Las autoridades también hicieron poco. Ni se reforzó con rastreadores, ni se potenció la Atención Primaria ni se hicieron campañas institucionales informativas. Tan solo bronca política retransmitida a todas horas por todos los medios. 

En septiembre tenemos aquí la segunda ola. Algo que todos sabíamos que vendría y que ha quedado claro no hemos sabido evitar. ¿Era evitable? Probablemente no, pero sí podría haber sido de menor intensidad de haberse tomado alguna medida más. 

En cualquier caso ganamos poco si perdemos el tiempo acusando a tirios o troyanos ya que ambos han sido negligentes por una u otras razones. Es más interesante centrarse en lo que sí se puede hacer.


1. Minimizar la presencia en lugares públicos concurridos. 
2. Uso de mascarilla en presencia de otras personas, aunque sean amigos cercanos o familiares no convivientes.
3. Lavado de manos frecuente. Si usa transporte público o trabaja fuera de casa lleve su propio gel.
4. Distancia prudente en presencia de otros. Reuniones con pocas personas, priorizando al aire libre. 
5. Uso prudente de medios de comunicación y redes sociales, no se envenene.
6. Uso prudente, solo si es imprescindible, de los servicios sanitarios que van a saturarse si no lo están ya. Si su consulta no es urgente espere a que pase la emergencia.
7. En caso de tener síntomas (fiebre, tos, malestar) quédese en casa y evite el contacto con otros. Si tienen que contactar con su centro de salud y no le cogen el teléfono mande una nota con alguien o una carta postal.


Como no es esperable que nuestras autoridades se lo cuenten, un servidor hará una modesta campaña informativa a sus pacientes por medio de este artículo, redes sociales y carteles. Tal vez si conseguimos que alguno más lo lea evitemos un contagio o un disgusto a una familia. Creo que merece la pena, hay mucho por hacer y todo el mundo tiene su responsabilidad. Si le apetece compartirlo puede hacerlo.














miércoles, 23 de septiembre de 2020

Prioridades


Foto: Comunidad de Madrid


Ayer la Comunidad de Madrid hizo público a los sindicatos en la mesa sectorial de Atención Primaria su plan de actuación para los próximos 3 años. Desglosan una inversion de 82.67 millones de euros en 3 años. Es un paso sin duda, pero la emergencia la tenemos ahora y las mejoras anunciadas no van a disminuir la presión asistencial que sufren los centros de salud.


1. Es un 8% menos que lo pactado en el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos. Pueden consultarlo aquí (punto 50). Por lo que se entiende que no es un plan de emergencia ni una inversión a mayores, tan solo bajan un poco lo que acordaron hace unos años y no se había implementado.

2. Parece que la Comunidad Madrid tiene, entre otros planes, 1500 millones para invertir en el Metro.



¿Qué les parece a ustedes que priorizan?








Y de momento no hay respuesta para otras posibilidades como:


  1. Informatizar las bajas laborales suprimiendo los documentos en papel.
  2. Permitir autodeclaraciones juradas de enfermedad para procesos leves.
  3. Sacar circuito de toma de PCR de centros de salud dando respuesta directa al paciente (página web, sms, llamada automática).
  4. Limitar listados de pacientes en centros de salud saturados.  

martes, 22 de septiembre de 2020

Un poquito de dignidad, un poquito de por favor





Sí, ya saben ustedes como está la cosa en los centros de salud. Pero eso no es nuevo, no nos engañemos. Llevamos años regular, con sobrecarga crónica y picos de aumento de consultas que cada año duran más tiempo. 

Hoy no voy a pedir nada. Tan solo compartir con ustedes una historia que podría haber contado cualquiera de mis compañeras en cualquier centro de salud y a la que cuatro profesionales de Atención Primaria ponemos cara.

Una entrevista de Raquel Peláez con fotos de Carlos Carrión que tienen disponible online y tendrán completa en la edición de este domingo del suplemento XLSemanal.





domingo, 20 de septiembre de 2020

Preocupación, sobreocupación, saturación.








Ante la situación de colapso de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid y la convocatoria de huelga próxima, la junta directiva de SoMaMFyC quiere mostrar su preocupación por la situación actual de sobrecarga de los centros de salud. Creemos que la Atención Primaria necesita cambios profundos para poder atender a la población en una situación de pandemia y apoyamos todas las propuestas que mejoren la atención a los pacientes manteniendo la longitudinalidad. En este sentido, consideramos que hay tomar medidas urgentes y viables para intentar aliviar el colapso actual, la falta de accesibilidad y las listas de espera que dificultan el acceso de la atención sanitaria a muchos de nuestros pacientes. Por ese motivo lanzamos una propuesta de mínimos para implementar de forma urgente en Atención Primaria, consideramos que estas medidas pueden llevarse a la práctica en menos de un mes y pueden mejorar la situación de los centros de salud:


1. Burocracia:  

  • Incapacidad laboral temporal (ITL): Envío telemático, cese de la impresión en papel de ningún parte de forma indefinida. 
  • Anulación del alta por incomparecencia en la ITL durante al menos 2 semanas más a la fecha de revisión.
  • ITL en caso de contacto COVID-19:  Único parte con alta y baja en el mismo acto que cubra la cuarentena de 14 días, la ITL por este motivo puede ser emitida por personal distinto al facultativo.
  • Renovación automática de recetas y visados por un año.
  • Resultados de PCR para SARS-CoV-2 directamente cargados en la App de cita previa para que el paciente lo pueda consultar en 48 horas independientemente de donde se tome la muestra.
  • Acceso de los administrativos sanitarios al módulo de IT web y receta electrónica para que puedan consultar la emisión de la ITL, la fecha de revisión de la ITL, emitir copia de la medicación, informar si la medicación está cargada en la e-receta, informar de la caducidad de la misma, imprimir la pauta de anticoagulación.

2. COVID-19:
 

  • Rastreador: Enfermeras comunitarias que trabajen en el centro de salud en coordinación con el equipo de Atención Primaria. Se encargarían del rastreo, seguimiento COVID-19 leve, toma de muestras PCR y derivación de aquellos casos que requieran atención médica al médico de familia.  
  • Protocolos unificados de manejo de paciente COVID-19 para toda la Comunidad de Madrid tanto en Atención Primaria como en Atención Especializada.
  • Acceso a serología para SARS-CoV-2 en Atención Primaria.
  • Acceso a radiografía de tórax urgente en todos los centros de salud.

3. No COVID-19:
 

  • Aumento de líneas telefónicas. No es aceptable que ninguna llamada al Centro de Salud se corte de forma abrupta. Todas las llamadas deben quedar en espera como sucede en los números de emergencia hasta ser atendidas. 
  • Campañas informativas en medios de comunicación sobre el acceso a los Centros de Salud. Hay que explicar que el acceso es limitado para evitar aglomeraciones y posibles contagios del SARS-CoV-2. La atención inicial será telefónica y se valorará la consulta presencial si es necesaria.

4. Recursos Humanos: 
 

  • Aumento de la plantilla de médicos de familia con medidas atractivas y contratos dignos.
  • Retribución de los doblajes en las mismas condiciones que las peonadas hospitalarias.
  • Contratación de administrativos sanitarios que se dediquen de forma exclusiva a la atención telefónica. 




Junta Directiva de la SoMaMFyC